40.000 DÓLARES POR LA CABEZA DEL GENERAL

RESUMEN: MODELO VALIENTE PARA NAVIDAD. CUENTO EN MEMORIA DE HARRIET TUBMAN. La ciencia cambia sus parámetros, los poderosos sus discursos, los hombres sus valores y las leyes su contenido. Aquello que no cambia es lo que hace avanzar el mundo hacia algo más bello, donde el equilibrio, el respeto, la libertad y la bondad son los únicos amos.

Maryland, 1857

Los niños disponían de unas horas para jugar en el granero. El amo no regresaría hasta caída la tarde, cuando el sol de mediados de otoño enrojeciera los campos de labor de la hacienda. Aprovechaban para despejar el espacio destinado a los tubérculos que extraían de la tierra sus mayores. La recolección de la patata era un proceso delicado, de precisión en el manejo de la azada, y de paciencia. El almacenamiento requería, igualmente, una manipulación cuidadosa: era conveniente evitar golpearlas o dejarlas al sol, para preservar su lozanía.

Hacía varios años que los adultos comentaban a escondidas, durante los quehaceres campesinos, o al calentarse en el exiguo fuego de su barracón, las historias del General. Los niños no sabían si el General era blanco o negro, joven o viejo, si viajaba a caballo o en carro. Ellos lo imaginaban con mil caras, pues todos se vestían con la piel del héroe en sus juegos infantiles, donde el General era uno u otro rapaz, según el turno del día. Fuerte, valiente, sin miedo al aguacero ni al rayo. Imparable ante ventiscas, nieves o tornados. El granero se convertía en el gran país de los Estados Unidos, y los diferentes rincones de su área eran los puntos a seguir en la ruta hacia la intrépida misión, inventada, ese día, por el General con la cara de Trudy, Jason, Sarah o Peter. El general-niño reunía a su ejército en un extremo del cobertizo, donde la zona de las herramientas se transformaba en tren; los depósitos de cereal evocaban montañas; entre mantas, sacos de tela basta, rollos de cuerda o arreos de cuero, revivían escenas ocurridas en cuevas y escondrijos empleados por el General en sus incursiones desde el norte, para liberar esclavos negros.

Los mayores susurraban que también había sido esclavo, pero ninguno de los rostros humildes conocidos por los chicos respondía al ideal imaginado que llegaba sorteando peligros, dispuesto a cualquier cosa para salvar de su infame condición a niños, mujeres, hombres y ancianos. “En el destino ansiado no había señores que exigieran órdenes inaplazables, que decidieran sus nombres al nacer, o que sofocaran la frustración a latigazos”, contaban a los niños. Un mundo así, imposible de imaginar años atrás, se estaba haciendo realidad gracias al General.

 

* * * * *

 

El amo inspiró hondo y contuvo el aliento para tomar impulso al bajar de su caballo. La elegante mansión de dos plantas donde tenía lugar la reunión, abrió sus puertas mostrando a un impecable lacayo negro, quien apremió a dos muchachos para llevar la montura del recién llegado a las caballerizas. Los amplios ventanales coloniales estaban cegados, en su mayoría, por pesados cortinajes verdes rematados con gruesas borlas doradas. El amo fue guiado al salón de la planta baja, donde el anfitrión departía, amigablemente, con otros hacendados, sobre la novedad de los navíos a vapor y la abundancia de las cosechas. Tras el amo, llegaron los últimos señores citados y algunos capataces. El anfitrión cerró a sus espaldas la ornamentada puerta de roble y comenzó su disertación.

Queridos vecinos y amigos: les he reunido hoy en mi casa porque tengo el placer de presentarles al ilustre doctor Cartwright, miembro de la Asociación Médica de Louisiana y autor de numerosos artículos sobre “enfermedades y peculiaridades de la raza negra,” cuya exposición realizará él mismo, pues ha tenido la amabilidad de acompañarnos esta tarde. El objetivo de su visita es prevenirnos y orientarnos sobre un peligro que nos acecha, y darnos a conocer las herramientas adecuadas para tratarlo eficazmente. Sin más dilación, estimados señores, cedo la palabra al doctor Cartwright.

Un sucinto coro de aplausos dio paso a un hombre recio, de brazos poco musculados, enfundado en una levita con solapa de terciopelo negro, cuyos botones tensaban al máximo la tela que contenía al eminente individuo. Sus pobladas cejas enmarcaban unos ojos huidizos y contrastaban con la frente, despejada hasta la coronilla, desde donde el pelo, lacio y oscuro, se expandía en unas enormes patillas rasuradas con esmero al inicio de la barbilla. El amo observaba y escuchaba. Se sabía el más joven e inexperto de la reunión, y temía las miradas desaprobatorias de los máximos poderes fácticos de su entorno. Debía continuar con la hacienda de su padre, sin defraudar las expectativas, si bien, en ocasiones, experimentaba cierto incomodo ante las conversaciones de sus iguales.

El doctor comenzó recordando la vigencia, desde 1850, de la “Ley de los Esclavos Fugitivos”, por la cual se exigía a los estados del norte el retorno de los huidos. Sin embargo, constaba el funcionamiento clandestino de un grupo de abolicionistas, llamado Underground Rail, que planeaba sistemáticamente escapadas de esclavos hacia el norte, incluso hasta Canadá. Uno de los líderes más activos de ese grupo, precisaba el doctor, era una esclava fea, con pocos dientes y encorvada, que padecía un grave desorden médico necesitado de estudio pues, en su delirio, confundía a otros esclavos, alentándolos a huir con vanas esperanzas de libertad. Acentuaba su desorden el hecho de sufrir, desde niña, vértigos, mareos, visiones y estados de sueño repentino, secuelas de un desafortunado golpe recibido a manos de un antiguo dueño —Dios lo perdone y lo tenga en su gloria—, que ella interpretaba como mensajes o llamadas divinas en su lucha a favor de los hermanos negros. El diagnóstico estaba claro ante síntomas del tipo: “ansias de libertad” o “expresión de sentimientos en contra de la esclavitud”. Esta alienación mental, contraria a la voluntad de Dios, se podía prevenir con el consejo médico adecuado: si el amo o capataz pretendía elevar al esclavo a su mismo nivel, intentando hacer de él algo más que un ser sumiso, o bien, caía preso de la ira y se comportaba cruelmente, descuidando la protección del negro, o negándole sus necesidades comunes, entonces el cautivo desearía huir, víctima del mal acuñado como “drapetomanía”. Pero si el señor era bondadoso, sin ser condescendiente, el siervo quedaba agradecido y no ambicionaba escapar.

El doctor continuó explicando los extremos de los cuales era capaz la enferma, objeto de atención particular ese día, en su locura de libertar esclavos: dormía a los niños con somníferos para que no lloraran; a punta de pistola, “disuadía” a quienes se arrepentían antes de alcanzar el destino; planeaba meticulosamente estrategias y rutas alternativas de evasión; convencía a las autoridades norteñas para que incumplieran la ley, no retornando a los huidos, y un sinfín de dislates propios de una mente trastornada como la suya.

El amo escuchó, atónito, descripciones y sistemas de curación de esta y otras enfermedades de la raza negra. Salió del lugar con la vista aturdida y el estómago próximo a la náusea. Agradeció el aire fresco de la calle y espoleó a su caballo para llegar, cuanto antes, a la hacienda.

 

* * * * *

 

Debía de ser una ocasión muy especial, pensaron los niños, porque el amo convocó a todos los sirvientes en el vestíbulo de la casa grande. Las labores quedaron interrumpidas y la brisa fresca del anochecer se transformó en un viento repentino que agitó sombreros, delantales y pañuelos de las obedientes sombras que se acercaban en dirección a la puerta principal de la casa.

El amo habló de una amenaza que se cernía sobre todos ellos con rostro de mujer enferma, a cuya cabeza se había puesto precio en Maryland: 40.000 dólares. Su nombre era Araminta, aunque se hacía llamar Harriet. Les arengó a no dejarse seducir por sus promesas y, en cualquier caso, a dar información sobre su paradero. El amo sudaba copiosamente cuando informó sobre otra dolencia propia, en exclusiva, de la raza negra, divulgada por el reputado médico que acababa de conocer. El término empleado por el doctor era dysaethesia aethiopica, aunque el amo no retuvo las palabras. Sí recordó que casi todos los negros libres estaban afectados por ella, y sólo atacaba a los esclavos cuya dieta o actividad era similar a los libres. Consistía en una “pérdida de sensación en la piel de la espalda, junto con un embrutecimiento de las facultades intelectuales.” La forma de cura, para devolver la sensibilidad a la zona afectada, consistía en “lavar con agua tibia y jabón, ungir con aceite, golpear con una correa de cuero ancho y poner al paciente en algún tipo de trabajo duro bajo el sol”.

El amo aferró una mano con otra para contener el temblor. Con voz inaudible, musitó no desear tratar tan terrible problema. Los niños se estremecieron, imaginando sus espaldas como patatas abiertas por la mitad, rajadas y expuestas al sol. De la mujer enferma no sabían nada. Los mayores les habían asegurado que sólo seguirían al general Tubman y que éste, a veces, era un maestro del disfraz.

 

Mercedes Matás-Castillo

Publicado en educación.

38 Comentarios

  1. Howdy! I could have sworn I’ve been to this website before but after reading through some of the post I realized it’s new to me.
    Anyways, I’m definitely happy I found it and I’ll be bookmarking and checking back often!

  2. I’m not sure why but this web site is loading extremely slow for me.

    Is anyone else having this problem or is it a problem
    on my end? I’ll check back later and see if the problem
    still exists.

  3. I have been exploring for a bit for any high quality articles or
    blog posts in this kind of space . Exploring in Yahoo I at last stumbled upon this site.
    Studying this info So i am glad to convey that I have a very
    good uncanny feeling I discovered just what I needed.

    I most indisputably will make certain to don?t omit this web
    site and give it a look regularly.

  4. I do consider all the ideas you’ve offered on your post. They are
    very convincing and can definitely work. Nonetheless, the posts are
    very short for novices. Could you please extend them a
    little from subsequent time? Thanks for the post.

  5. Hello! I know this is sort of off-topic however I had to ask.
    Does operating a well-established website such as yours take a large amount of work?
    I’m brand new to running a blog however I do write in my journal on a daily
    basis. I’d like to start a blog so I will be able to share
    my experience and feelings online. Please let
    me know if you have any kind of suggestions or tips for new aspiring blog
    owners. Appreciate it!

  6. First off I would like to say awesome blog! I had a quick question in which I’d
    like to ask if you do not mind. I was interested to know how you center yourself and
    clear your thoughts before writing. I have had a difficult time clearing my thoughts in getting my thoughts out there.
    I truly do take pleasure in writing however it just seems like the
    first 10 to 15 minutes are wasted just trying to figure out how to begin.
    Any ideas or tips? Kudos!

  7. With havin so much content and articles do you ever run into any problems of plagorism or
    copyright infringement? My website has a lot of exclusive content I’ve
    either authored myself or outsourced but it appears a lot of it is popping it up all over the internet without my
    permission. Do you know any ways to help stop content from being stolen? I’d truly appreciate it.

  8. When someone writes an paragraph he/she retains the thought
    of a user in his/her brain that how a user can know it. So
    that’s why this post is outstdanding. Thanks!

  9. Greetings! Very helpful advice in this particular article!
    It’s the little changes that produce the most
    significant changes. Many thanks for sharing!

  10. Thank you, I’ve just been searching for information about this topic for ages and yours is the greatest I have came upon so far.

    However, what concerning the bottom line? Are you sure concerning
    the supply?

  11. Thank you a lot for sharing this with all people you really understand what you’re talking about!

    Bookmarked. Kindly additionally visit my website =).
    We may have a hyperlink exchange agreement among us

  12. Hi there, There’s no doubt that your blog may be having browser
    compatibility problems. When I look at your blog in Safari,
    it looks fine however when opening in Internet Explorer, it’s
    got some overlapping issues. I simply wanted to provide you with
    a quick heads up! Aside from that, great website!

  13. Hey just wanted to give you a brief heads up and let you know a few of the pictures aren’t loading properly.

    I’m not sure why but I think its a linking issue. I’ve tried
    it in two different internet browsers and both show the same outcome.

  14. Howdy, I do think your web site could possibly be having browser compatibility problems.
    Whenever I take a look at your website in Safari, it looks fine however, when opening in Internet Explorer, it has some overlapping issues.

    I simply wanted to give you a quick heads up! Other than that,
    wonderful site!

  15. Hi, I think your website might be having browser compatibility issues.
    When I look at your blog site in Ie, it looks fine but when opening in Internet Explorer, it
    has some overlapping. I just wanted to give you a quick
    heads up! Other then that, awesome blog!

  16. Just want to say your article is as amazing.
    The clarity in your post is simply excellent and i can assume you are an expert on this subject.
    Well with your permission let me to grab your RSS feed to keep
    up to date with forthcoming post. Thanks a million and please continue the gratifying work.

  17. Does your site have a contact page? I’m having problems locating it but,
    I’d like to shoot you an email. I’ve got some suggestions for your blog you might be interested in hearing.

    Either way, great website and I look forward to seeing it
    expand over time.

  18. You could definitely see your enthusiasm in the work you write.
    The sector hopes for even more passionate writers
    such as you who are not afraid to mention how they believe.
    At all times follow your heart.

  19. Whats up very cool website!! Man .. Beautiful .. Wonderful ..
    I’ll bookmark your blog and take the feeds also? I’m satisfied
    to find a lot of helpful information right here within the put up, we need
    develop extra strategies in this regard, thanks for sharing.
    . . . . .

  20. Hello! This post couldn’t be written any better!

    Reading this post reminds me of my old room mate! He always kept talking about this.
    I will forward this write-up to him. Pretty sure he will have
    a good read. Thanks for sharing!

  21. Greetings from Ohio! I’m bored to death at work so I decided to browse your blog on my
    iphone during lunch break. I love the information you present here and can’t wait to take a look when I get home.

    I’m surprised at how quick your blog loaded on my mobile ..
    I’m not even using WIFI, just 3G .. Anyways, superb site!

  22. Heya just wanted to give you a quick heads up and let you
    know a few of the images aren’t loading properly. I’m not sure why but
    I think its a linking issue. I’ve tried it in two different web browsers
    and both show the same results.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *